viernes, 23 de septiembre de 2011

Les pido

Todos piden, exigen. Como consumidores, reclaman derechos a lo que sea. Y todo es muy legítimo y natural. Sin embargo, todo esto realmente me agota, ya se hace intolerable que ocurra en todo momento, sin tregua, todos quieren algo de uno, 


que hable, que calle, 
que dé o que deje de dar, 
que sea algo o que deje de ser, 
que cambie o que permanezca
que parezca o no
que te vayas o te quedes
que hagas o no
que esté o que desaparezca 


Piden, piden en todos lados, a cada instante, maquinas de insatisfacción sin límites que no observan, no descubren, no indagan ni valoran lo que ya existe 


Y cuando dan algo lo hacen ¡pidiendo! Se esconde ese deseo de retribución, se oculta una generosidad "táctica".


¿cuándo vamos a empezar a dejar ser?
¿Cuándo vamos a desprendernos de lo que tenemos?


Qué paradoja, pido que nadie pida.




Descendents - Good Good Things 

martes, 20 de septiembre de 2011

Está todo en silencio

Ha llegado a tal nivel la indiferencia que existe hacia los blogs que me anima a escribir cualquier cosa. Es que me parece bastante bien eso de sacarle un poco de distractores a esto. Creo que fue Hernán Casciari quien decía que solo los buenos blogs subsistirán, aquellos que tienen mucho de interesante para contar y que el resto se extinguiría. Y claro que tenía razón: murió fotolog, los blogs, facebook agoniza y twitter empieza a dar sus primeras señales de debilidad. Bueno, ¿qué sucede con este blog? Es un zombie, se resiste a morir, pero está putrefacto con historias de cuando tenía 25 años, lo que encuentro genial.

Quería escribir algo más elaborado, pero no tengo mucho tiempo, como todo hombre moderno. Así que escribo lo primero que se me venga en gana.


1º Nunca vi la peli "La Vida es Bella" , pero me gusta esa idea de crear toda una burbuja para protegerse del mundo externo, o como en Goodbye Lenin, armar todo un cuento, no tanto de época, pero sí que el entorno sea algo inocuo para poder vivir en esa fantasía. Es que me resisto a esta realidad tan agusanada.

2º Pensaba en las personas que me rodean. Hay gente mala onda, muy mala onda, otros que son y han sido buenos, muy simpáticos para sus cosas, pero, pucha, me da lata analizar más, es que creo que no merecen que les "arruine el asado". No sé,.me cuesta bastante adaptarme a la normalidad, por eso recurro a ritos, a movimientos aprendidos, esquemas que me permitan moverme entre tanta normalidad y su cuestionamiento a todo lo que no esté dentro de sus límites tan arbitrarios.

3º Estoy muerto de sueño. Qué genial es dormir. Cuando me voy a la cama en mis pensamientos y sueños todo es posible: viajes, encuentros, conversacioens pendientes, presenciar mi propio funeral y ñluego resucitar o ser un fantasma para espiar. Mi mayor deseo es poder invitar a alguien al sueño de uno y pasarlo fenómeno. Creo que es bien puro ese estado, pues no me da hambre, ni ando pendiente de la hora, fluye lo emocional mientras duermo, y si he tenido un buen dia la experiencia es placentera. Ahora me voy a dormir, me voy de viaje.

miércoles, 15 de junio de 2011

Literatorpes

Qué puedo decir de las plumas de ganso. Más bien, de simio o reptil.



El mundo está repleto de cuartos seguros, categorías donde ocultarse para que quien escriba descanse en esos límites y se muestre como la lola de la casa de vidrio. Escriben, imitan a sus ídolos. En realidad son arrendatarios o allegados a la vivienda que dejó alguien con más virtudes artísticas o un colonizador.



EL literatorpe que se cree Bukowsky, y habla de la vida bohemia santiaguina como si fuera Bs As u otra metrópoli.



Trato de tolerarlo, para poder mostrarme civilizado y no ser condenado al ostracismo, pero esas ínfulas de "amasador de la Gran ciudad" me patean, más preciso aún: la falta de autenticidad, que no es sinónimo de originalidad. Tanta máscara que esconde un ciudadano muy normal, con deudas, deberes laborales, que busca una chica, que le da sueño y ganas de comer. Para qué hacer de lo coidiano algo tan "de literatura", a menos que seas un Cortázar, si el resultado son solo reproducciones de baja calidad, como escuchar la versión de los Beatles en ocarina, en banjo, en palo de agua o tormento, y así, hasta el infinito.



¿Quieres alcoholizarte para mostrarte muy bohemio? Bebe un poco de té con canela que mantendrá tus ideas en un buen refugio donde desarrollarse. ¿Quieres ser un guachaca comiendo el sandwich de pernil? Mejor intenta con el pan tostado, es más real y barato. ¿Sueñas rodearte con putas para escribir "románticamente" sobre ellas y tus aventuras en las sucias calles porteñas? Intenta algo más complejo, escribe algo bello sobre esa chica que está en el colectivo y que debe llegar a tiempo a casa para comer y compartir junto a su pequeño retoño.

miércoles, 1 de junio de 2011